jueves, 13 de febrero de 2014

Las apariencias engañan



Por el diámetro del tronco parece un árbol grueso, pero en realidad en sólo fachada: apenas le queda corteza, pues por dentro no tiene nada, está hueco. Aún así, se resiste a morir y le sigue plantando cara al paso de los años, al viento, la lluvia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.