lunes, 7 de septiembre de 2015

Monumento al doctor Guillermo Arce

Los monumentos se erigen para honrar la memoria de un personaje ilustre, recordar un hecho histórico, etc., y por ello se sitúan en lugares en los que destaquen y la gente pueda verlos. Sin embargo, debido a diversas circunstancias, a veces son cambiados de lugar, ya sea de forma temporal (por alguna obra, por ejemplo) o permanente. En este último caso los motivos son más variados: decisiones políticas con los argumentos más variopintos, el nuevo diseño de una plaza, "a alguien no le gusta donde está", etc. En unos casos la nueva ubicación puede ser mejor que la anterior y en otros casos, la mayoría, el monumento pasa a estar en lugar en el que pasa desapercibido.

Este es el caso del monumento que nos ocupa. En 1970 se inauguró en los Jardines de Pereda un monumento al doctor Guillermo Arce (1901-1970), obra de Juan de Avalos. Guillermo Arce fue doctor en Medicina, especializado en Pediatría y Puericultura. Fue catedrático de Pediatría en las Universidades de Santiago de Compostela y Salamanca. Además de ocupar importantes cargos (Puericultor Jefe del Instituto Provincial de Sanidad y de la Escuela Provincial de Sanidad, Director de la Escuela de Puericultura, entre otros), también creó el Jardín de Infancia de Santander y el Servicio de Puericultura de la Casa de Salud Valdecilla. También es considerado el fundador de la Escuela de Pediatría Española.

Cuando murió se erigió un monumento en su honor mediante suscripción popular. Debido a su entrega a los niños el monumento fue situado en los Jardines de Pereda, junto a los columpios y un pequeño carrusel, en la zona de juego de los niños (¿cuántos críos se habrán subido a él y sentado en sus rodillas?). El monumento consta de una figura sedente del Doctor Arce que sostiene un libro en el regazo. Está realizada en piedra blanca. En la parte de atrás hay una columna de granito. Tanto la figura sedente como la columna están sobre una base también de granito. En la parte superior de la columna hay una placa con la inscripción: "Al profesor D. Guillermo Arce Alonso. Ilustre pediatra montañés". Sus restos descansan en el Panteón de Hombres Ilustres en el cementerio de Ciriego.

Monumento al doctor Guillermo Arce en los Jardines de Pereda

Sin embargo, en los años 90, debido a unas reformas en los Jardines, el monumento fue retirado de su lugar. Sin embargo, una vez acabadas las obras el monumento no volvió a su lugar. Cuando terminaron las obras del aparcamiento subterráneo de Puertochico el monumento fue colocado frente a una entrada peatonal al mismo, cerca del número 1 de la calle Castelar, donde residía.



Monumento al doctor Guillermo Arce en Puertochico

Cualquiera que pase por la zona podrá ver que ese no es un lugar adecuado para ningún monumento, sobre todo si éste está dedicado a un personaje ilustre, importante, etc., como en este caso. Parece que el doctor Arce está vigilando la entrada al aparcamiento.

Por otra parte, aunque está en aparente buen estado, como les ocurre a muchos monumentos de la ciudad, está necesitado de una buena limpieza, sobre todo la placa con la dedicatoria.

2 comentarios:

  1. Sí, yo cuando me acerco a Santander hoy en día suelo dejar el coche ahí y más de una vez me he preguntado qué hacía este buen hombre ahí. Como dices, no es lugar para un monumento.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, Mimita, es que quien tuvo la "brillante" idea de ponerlo ahí, se lució.

      Eliminar

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.