lunes, 16 de marzo de 2015

Los tranvías en Santander (II)

El tren de Pombo o del túnel

En 1890 Lino Corcho Zárraga presentó una solicitud para la concesión de un tranvía a vapor desde El Sardinero a Santander al concurso que se anunciaba en la Gaceta de Madrid del día 13 de junio. Como no se presentaron más solicitudes la concesión le fue adjudicada el 6 de septiembre. Sin embargo, en 1892 Corcho traspasó la concesión a César Pombo, importante empresario propietario de diversas instalaciones hoteleras en El Sardinero.

Tren de Pombo en La Cañía dirigiéndose al túnel (1896)

El tranvía fue inaugurado el día 24 de junio de 1892. Su recorrido era el siguiente: partía de la Plaza del Pañuelo, seguía por La Cañía, atravesaba el túnel bajo el Alto de Miranda y salía a la calle Tetuán. Seguía por las calles Peña Herbosa, Daoíz y Velarde y El Martillo, hasta llegar a la altura del Muelle. La vuelta la hacía por el mismo recorrido, que tenía una longitud total de 2.460 m sobre una vía con un ancho de 1.030 mm.

Esta línea de tranvía entró en directa competencia con el tren de la costa de Gandarillas, ya que los dos partían del centro de la ciudad y llegaban al mismo punto de El Sardinero, aunque el recorrido del tren de Pombo era más corto. En 1889, debido a la crisis colonial, la familia Pombo, el Marqués de Comillas, el Marqués de Urquijo y unos socios belgas invierten 10.000.000 pesetas en la creación de la sociedad "Societé des Tranways de Santander et du Sardinero", que fue adquirida en 1901 por José Corcho, de la sociedad El Sardinero, S.A., y transferida a la Sociedad Nueva Montaña, que en 1902 electrificó la compañía. La "Societé des Tranways de Santander et du Sardinero" fue liquidada en Bruselas el 7 de marzo de 1903 en una Junta General de Accionistas. En mayo de 1911 la sociedad Nueva Montaña se hace con el control total de la empresa, y el 17 de enero de 1913 el Estado autoriza a El Sardinero, S.A. a electrificar el trazado del tren a El Sardinero, inaugurándose el nuevo servicio con tracción eléctrica el 21 de julio de 1913. Debido al poco gálibo del túnel, el "tren del túnel" no pudo ser electrificado y fue clausurado el mismo año, aunque su concesión caducó en 1917.


Estación del tren de Pombo en El Sardinero (1903)
(al fondo se puede ver el tren de Gandarillas en su estación)


La línea entró en caducidad en 1914 según un dictamen del Consejo de Estado. Considerando que el abandono de la misma obedecía a conveniencias para facilitar el tráfico de otros vehículos, y considerando también que el servicio al vecindario estaba mejor servido por la llamada "línea de la costa", de doble vía y tracción eléctrica inaugurada en 1912, el Consejo de Estado accedió a no imponer con la caducidad la pérdida de la fianza. La caducidad fue firme de acuerdo con la Ley de 6 de marzo de 1917.


Los tranvías en Santander (III). El tranvía a Miranda
Los tranvías en Santander (I). El tren de Gandarillas


2 comentarios:

  1. A ver qué pasa finalmente, si se reabre o no el túnel algún día: http://www.eldiariomontanes.es/santander/201612/09/vecinos-comerciantes-hosteleros-quieren-20161208211310.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mimita.

      Sería estupendo que se volviera a abrir el túnel y que la idea no se quede olvidada en el fondo de algún cajón, como ha pasado con otros proyectos.

      Un saludo.

      Eliminar

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.