jueves, 9 de enero de 2020

Un poco de historia (LXXXI)

La calle Daoíz y Velarde

A principios del siglo XIX la calle de El Martillo tenía una pequeña transversal, denominada Arco-Agüero1, que, a medida que avanzaba el ensanche de la ciudad hacia el este, fue ensanchada, mejorada y alargándose a medida que avanzaban las obras de la "nueva población de Peña Herbosa". Su prolongación se detuvo al llegar a la calle Lope de Vega. En 1855 recibe el nombre de Daoíz y Velarde en homenaje a los héroes del Dos de Mayo. Debido a que en 1864 los urbanistas hicieron un nuevo trazado del ensanche la calle no pudo prolongarse hasta Molnedo. En su lugar se abrió la calle de Peñaherbosa.

Iglesia de Santa Lucía en la calle Daoíz y Velarde

En ella se construyó la iglesia de Santa Lucía, cuya primera fase fue bendecida e inaugurada en 1868. Por esta calle circuló el tren de Pombo, que salía de la calle de El Martillo, seguía por Daoíz y Velarde, Peñaherbosa, Molnedo y Tetuán, por donde llegaba al túnel cuya salida estaba en El Sardinero, en la calle de La Cañía, por donde seguía hasta llegar a la plaza de Augusto González Linares. La vuelta la hacía por el mismo recorrido.


1 Felipe Arco-Agüero Yolif (Villaverde de Pontones, 1787 - Badajoz, 1821) fue un importante militar durante la Guerra de Independencia y el reinado de Fernando VII. Fue un firme defensor de la Constitución de 1812 y presidió la Sociedad Patriótica de Santander.


Un poco de historia (LXXX). El paseo de Canalejas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo electrónico, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial o publicitario y aquellos que no tengan relación alguna con el contenido del blog.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.