martes, 15 de octubre de 2013

Un poco de historia (III)

Recuerdo de la calle de La Ribera




¡Qué bonita era la calle de La Ribera! Es, más o menos, la actual avda. de Calvo Sotelo. El Puente de Vargas fue cambiando a lo largo de los siglos. El primero fue de madera y con el tiempo se hizo de piedra. Unía las dos pueblas de la villa, luego ciudad, y salvaba la ría de Becedo, que desembocaba junto a las Reales Atarazanas, donde se construían, armaban y reparaban barcos. El puente que se ve en la foto es el último que existió. Se construyó, sustituyendo al anterior, para que pudieran pasar los tranvías por debajo. En 1936 el alcalde Castillo mandó derribarlo con la intención de construir una gran avenida, la "Avenida de Rusia", algo que no llegó a realizarse. En cada extremo del puente había dos farolas, de las cuales aún se conservan dos, que están actualmente en la Plaza de Cañadío.

La actual calle Del Puente recibe el nombre en recuerdo del puente, ya que se encuentra en el mismo lugar. Mirando la foto con detenimiento, en el lado derecho del puente se puede ver una de las farolas, así como las dos del lado izquierdo. Otro detalle: todos los edificios que se ven desaparecieron en el incendio de 1941, excepto el de Correos.


Un poco de historia (IV)
Un poco de historia (II)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.