martes, 1 de diciembre de 2015

El ferrocarril en Santander (III)

El Ferrocarril del Cantábrico

En 1882 el ingeniero Adolfo Gónima y el ayudante de Obras Públicas Miguel Abajo, tras estudiar el gran volumen de mercancías movidas entre Gijón y Santander en barcos de cabotaje, más las transportadas por tierra en carros, consideraron justificado presentar un proyecto para la construcción de un ferrocarril entre Oviedo y Santander con un trazado de 213,7 Km. A eso se unía el hecho de que en Asturias el transporte de mineral se hacía desde embarcaderos fluviales de poca capacidad de carga.

Una Real Orden del 15 de junio de 1882 otorgaba a Gabino Mendoza Fernández-Cortina la concesión de un ferrocarril de vía estrecha entre Oviedo y Santander. El proyecto contemplaba la construcción de un ramal que uniera la estación de Torrelavega con la estación del Ferrocarril del Norte, también en Torrelavega.

Locomotora Nº 23 "Turujal"

En 1891 los solicitantes del ferrocarril entre Oviedo y Santander reciben la concesión del Ferrocarril de Santander a Cabezón de la Sal con la obligación de construir un ramal que uniera la estación de Torrelavega con la estación del Ferrocarril del Norte en Torrelavega.

Por otra parte, en 1890 se constituyó la sociedad Ferrocarril del Cantábrico, que en 1891 recibió la concesión de una línea férrea entre la Estación del Norte de Torrelavega y Cabezón de la Sal. En 1892 una Real Orden autorizaba a la sociedad Ferrocarril del Cantábrico a adquirir los derechos y obligaciones de la sociedad concesionaria del Ferrocarril de Santander a Cabezón de la Sal, por lo que ambos proyectos quedaron unificados. En 1895 entraron en servicio los 45 Km de vía entre Santander y Cabezón de la Sal, en 1900 se adjudicó la prolongación de la línea desde Cabezón de la Sal hasta Llanes y en 1901 se aprobó la concesión del tramo entre Cabezón de la Sal e Infiesto.

Sin embargo, la empresa cedió los derechos del tramo entre Llanes y Arriondas a la compañía Ferrocarriles Económicos de Asturias, por lo que tuvo que renunciar a la concesión del tramo entre Arriondas e Infiesto. En 1902 llegó a un acuerdo con Ferrocarriles Económicos de Asturias, por lo que Ferrocarril del Cantábrico sólo llegaría hasta Llanes. El enlace en Llanes de las dos líneas tuvo lugar en 1905, por lo que ya era posible ir de Santander a Oviedo en tren. La longitud total de la línea era de 216 Km. En 1907 se construyó el ramal que unía las dos estaciones de Torrelavega.

Locomotora Nº 11 "Escudo" en la estación de Torrelavega del Ferrocarril del Cantábrico
 
Estación de Barreda del Ferrocarril del Cantábrico

En 1912 las compañías Ferrocarril del Cantábrico, Ferrocarriles Económicos de Asturias, Ferrocarril de Santander a Bilbao y Ferrocarriles Vascongados se unieron para establecer un servicio directo entre Oviedo y la frontera francesa de 473 Km que entró en servicio en 1914.

Locomotora Nº 21 en la estación de Torrelavega

Automotor MDA 13 en la estación de Santander (1969)

Durante la Guerra Civil la empresa sufrió graves pérdidas al ser destruidos varios puentes y otras instalaciones. Su reconstrucción y la falta de material supusieron el inicio de los problemas económicos de la empresa. A ello contribuyó la poca financiación que recibió por parte de los bancos. Todos estos problemas dificultaron el desdoblamiento de la línea entre Torrelavega y Santander, iniciado a finales de los años 50. En 1972, al no poder superar los graves problemas económicos que arrastraba desde hacía años, la empresa cesa en la explotación de la línea, pasando ésta al organismo estatal Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE).

La estación de Santander, en un primer momento, iba a ser construida en la calle Magallanes, en el centro de la ciudad, pero se desechó la idea por la dificultad del trazado de las vías y porque la entrada por la calle Castilla, junto al Ferrocarril de Santander a Bilbao, era mejor para enlazar con los muelles del Ensanche de Maliaño. De este modo la empresa tuvo que llegar a un acuerdo con el Ferrocarril de Santander a Bilbao para utilizar la estación situada en la recién rellenada dársena de La Ribera. En el barrio de Adarzo, en Peñacastillo, se construyó un apeadero con un pequeño pabellón para abrigo de los viajeros.

Estación de la Costa (1895)

Estación de la Costa

La Estación de la Costa fue destruida en un incendio provocado por una muchedumbre que protestaba contra su ubicación. En 1904 fue inaugurada la nueva estación, situada hacia el oeste, aproximadamente donde hoy se encuentra el monumento al Machichaco. Esta estación fue derribada en 1936 para construir una nueva junto a la Estación del Norte, en la plaza de Las Navas de Tolosa, pero debido al inicio de la Guerra Civil el derribo se detuvo y se conservaron los andenes. En 1941 se empezaron a construir las actuales estaciones, que fueron inauguradas en 1943.

Locomotora Nº 23 "Turujal" en el puerto de Santander junto a las naves de Solvay


El ferrocarril en Santander (IV)
El ferrocarril en Santander (II)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.