viernes, 27 de diciembre de 2013

Los años no pasan por ella





Ahí está, imperturbable, resistiendo vientos, temporales, oleajes, el paso del tiempo... En 1896, para potenciar el puerto y mover grandes cargas que no podían mover las grúas de aquella época, Sheldon & Gerdtzen construyó una potente grúa. Inicialmente era impulsada por una máquina de vapor, pero a principios del siglo XX ésta se sustituyó por maquinaria eléctrica para aumentar su capacidad de carga. Podía cargar hasta 30 toneladas (como se puede ver en la tercera foto), y casi hasta que dejó de ser usada fue la grúa más potente del puerto ya que las demás sólo cargaban hasta 12 toneladas. Cuando el puerto se fue trasladando hacia Maliaño y Raos, poco a poco fue dejando de usarse hasta que en los años 80 se empleó por última vez ayudando en el mantenimiento de la draga "Virgen de Loreto", recientemente desguazada en el dique de Gamazo.

Cuando dejó de usarse las autoridades decidieron conservarla ya que se había convertido en todo un símbolo de la ciudad y es algo que llama la atención a todos cuantos nos visitan. A finales del siglo pasado fue restaurada y recientemente, con motivo de las obras del Centro Botín, fue objeto de polémica por su posible traslado, algo a lo que toda la ciudad se opuso. Pese a estar en buen estado, necesita una nueva restauración y esperemos que siga aguantando muchos años más.

La tercera foto, de 1961, en la que se ve cómo la Grúa descarga un trolebús, es cortesía de "Cantabria y Santander en el recuerdo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.