miércoles, 30 de marzo de 2016

Un poco de historia (XLVII)

El Pasaje de Peña ("el túnel")

A partir de mediados del siglo XIX, cuando ya funcionaban a pleno rendimiento el muelle de Maliaño y las estaciones de ferrocarril, y la ciudad empezaba a crecer por su vertiente sur, sobre todo en las calles Calderón de la Barca, Méndez Núñez y Cádiz, se hizo evidente que era necesario comunicar el centro de la ciudad con la plaza de las Navas de Tolosa, ya que la Rampa de Sotileza aún no existía (se abrió en 1887). La única forma de ir del centro a dicha plaza era dando un gran rodeo por la calle Calderón de la Barca. Por ello, en 1882 se plantea la construcción de un túnel que comunicara la calle Atarazanas con la plaza de las Navas de Tolosa. El mismo partiría de la calle Cuesta e iría por debajo de las calles Rúa Mayor y Rúa Menor. Sin embargo, el proyecto no fue aprobado.

Inicio de las obras del túnel (boca norte, 1936)

Años más tarde, ya en el siglo XX, se retoma la idea de comunicar el centro con la zona portuaria y las estaciones. En esta ocasión se consideró un trayecto más corto, por lo que el Ayuntamiento decidió que el mejor lugar era un espacio que había libre junto al edificio en el que estaban los recordados "Almacenes Simeón". En este caso el túnel pasaría bajo la calle Alta. En 1936 el alcalde, Ernesto Castillo Bordenabe, "el piqueta", ordena el inicio de las obras del que sería el "Túnel del Pueblo". Las obras las llevaron a cabo brigadas de obreros voluntarios. Sin embargo, la Guerra Civil supuso la paralización de las mismas.


Obras de construcción del túnel (boca sur)

Terminada la Guerra, el ministro de Obras Públicas, Alfonso Peña Boeuf, ordena, en 1940, el reinicio de las obras, ya que las consideraba beneficiosas para la ciudad y la provincia. Las obras las llevó a cabo la empresa San Román. Las piedras y la tierra resultantes de la excavación sirvieron para el relleno del muelle de Maliaño. Tras un duro trabajo, en 1943 fue inaugurado el túnel. El nombre de "Pasaje de Peña" le fue puesto como homenaje al ministro.

Inauguración del "Pasaje de Peña" (boca norte, 1943)

El túnel mide unos 200 metros y describe una suave curva. En sus dos bocas está coronado por el escudo de Santander tallado en piedra junto al nombre, grabado en la piedra. Sus paredes están decoradas con murales pintados por los alumnos de diversos colegios e institutos de Santander. Pese a que su nombre oficial es Pasaje de Peña, en Santander todos lo conocemos como "el túnel". Sobre el túnel, en su lado norte, está situado el parque de Juan José Ruano.

Pasaje de Peña (boca norte, años 40-50)


El Pasaje de Peña en la actualidad

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.