viernes, 22 de abril de 2016

Un poco de historia (XLVIII)

De Numancia a Cuatro Caminos (I)


La Alameda de Oviedo o Alameda Segunda

En 1833 empezaron los trabajos para dotar a la ciudad de un paseo en la vaguada que va de Cuatro Caminos a la actual plaza de Numancia y que antiguamente era conocida como el "Camino de Becedo". Junto al paseo, y paralelo al mismo, se previó la construcción de una calzada de la suficiente anchura para construir en ella el Camino Real a Castilla, que empezaría a la altura del inicio de la calle Vargas.

Alameda Segunda (1885)

Para realizar estas obras algunos particulares cedieron terrenos y el Ayuntamiento tuvo que comprar unos terrenos al Cabildo Catedral al precio de una onza el carro de tierra. En 1834 empezaron a verse los primeros paseantes, que llamaron al nuevo paseo la Alameda Larga. Unos años después recibió el nombre de Alameda Segunda. El 5 de noviembre de 1909, con motivo de la confraternización entre las ciudades de Santander y Oviedo, el paseo recibió su actual nombre oficial de Alameda de Oviedo.

Alameda de Oviedo

El paseo tenía bancos de piedra con respaldos de hierro forjado, algunos de los cuales se trasladaron posteriormente a los Jardines de Pereda, donde aún siguen, y estaba flanqueado inicialmente por altos y frondosos chopos. En la actualidad son, en su mayoría, plátanos de gran porte los árboles que flanquean el paseo, que conservó su trazado hasta 1946, año en el que el Ayuntamiento segregó una franja a todo lo largo de su lado sur para prolongar la calle Vargas. Con esto completó el proyecto inicial de 1833.

Arco monumental conmemorativo de la traída de aguas a Santander (1885)

Alameda de Oviedo (1920)

La alameda ha sido escenario de fiestas y celebraciones. En 1869 se celebró por primera vez la feria de Santiago, instalándose a lo largo de la misma las barracas y atracciones. En 1947, debido a las reformas que se hicieron en la alameda, las ferias de Santiago tuvieron que trasladarse a otro emplazamiento. En 1885, para celebrar la inauguración de la traída de aguas a Santander, se construyeron en la alameda una fuente y un arco monumental al que se accedía por una escalinata que daba acceso a una glorieta en la que había un templete en el que se celebraban conciertos nocturnos los días de feria en verano. Durante unos años en los Jardines de El Verdoso, situados al final de la alameda, se celebró una feria pecuaria.

En 1932 se instaló en la segunda mitad de la alameda la Feria de Muestras, que se celebró todos los años hasta el inicio de la Guerra Civil. Ese año también se reformó el trazado de los jardines, se instaló una fuente luminosa y se construyó una bolera. En 1947 se construyeron dos glorietas: una en la Plaza del Reenganche (actual plaza de Juan Carlos I) y otra frente a la calle Perines. En dichas glorietas se instalaron sendas farolas monumentales que antes estaban en la plaza de Farolas. En el extremo oeste de la alameda, en Cuatro Caminos, en 1948 se erigió un hito conmemorativo del 700º aniversario de la Reconquista de Sevilla por la Marina de Castilla.

Algunos de los escudos de piedra que blasonaban las casonas hidalgas de la Puebla Vieja desaparecidas en el incendio de febrero de 1941 se pudieron rescatar y se instalaron como elementos decorativos a ambos lados del paseo durante muchos años, hasta que en una reforma en los años 80 fueron retirados y llevados a un almacén municipal.

Monumento a la Catedral de Oviedo

En 2009, con motivo del centenario de la confraternización entre Oviedo y Santander, el Ayuntamiento de Oviedo regaló a la ciudad de Santander una réplica de la Catedral de Oviedo que está situada en la alameda frente al Centro de Salud de la calle Vargas. En 2011 fue instalada en la alameda la farola de las Cuatro Estaciones, que antes estuvo en la plaza del Ayuntamiento y en otras ubicaciones. 

Farola de las Cuatro Estaciones

Además de estos monumentos, en la alameda se colocó en 1971 el pedestal con la alegoría femenina del monumento a Augusto González Linares (el busto estaba en el Museo Marítimo). Unos años después el monumento fue restaurado y llevado a su ubicación actual en El Sardinero, en los jardines que separan las playas Primera y La Concha. En el inicio de la alameda, junto a la plaza de Numancia, hay un jarrón de piedra, sobre una pequeña columna, que es igual a otro que está en Puertochico.



La Alameda de Oviedo en la actualidad

La Alameda de Oviedo es hoy en día uno de los lugares de Santander más transitados y agradables para dar un paseo: es amplia, hay bancos y zonas de juegos para los niños, algunos bares y cafeterías de la calle Vargas tienen terraza en ella, etc. Al igual que antaño, a veces se celebran ferias, exposiciones, muestras de artesanía, etc. Santander no sería la misma sin la Alameda de Oviedo.


Un poco de historia (XLVIX)
Un poco de historia (XLVII)
 

2 comentarios:

  1. Muy interesante. Este blog tiene muy buena calidad. Sigue así, Máximo, pero publica nuevas cosas más habitualmente. En tonto caso un trabajo excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Procuro publicar artículos lo más frecuentemente posible, pero no siempre es fácil. Hay que disponer de tiempo y, aunque tengo varios temas en lista de espera, reunir documentación sobre los mismos y resumirla para hacer artículos atractivos e interesantes lleva su tiempo.

      Espero que los próximos temas que publique sigan siendo de tú interés y del de todos los seguidores del blog. Todos vuestros comentarios, buenos o malos, me ayudan a mejorar el blog.

      Aprovecho la ocasión para dar las gracias a quienes me habéis sugerido temas sobre los que escribir.

      Eliminar

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.