martes, 17 de enero de 2017

Un poco de historia (LVIII)

La calle Lealtad

Ya en el plano de Santander que trazó el canónigo Zuyer en la primera mitad del siglo XVII aparece una calle que comunica las de San Francisco y Atarazanas. En el año 1814 ya se la cita oficialmente como la "callejuela desde Remedios a Atarazanas", y en 1845 recibe el nombre de "Lealtad" en homenaje al título concedido por el rey Enrique IV de Castilla en 1467 cuando la entonces villa de Santander permaneció fiel a la Corona en lugar de dejarse dominar por las huestes del Marqués de Santillana.

A principios del siglo XIX la calle ya era considerada una de las calles que por su situación y orientación sería una arteria urbana fundamental en el desplazamiento de gente y carros por la ciudad. En 1888 se iniciaron las obras de su ensanche, obras que se vieron ralentizadas debido a la antigüedad de las casas, de pobre construcción y de más de dos siglos algunas de ellas y, sobre todo, debido a la existencia de dos casas tapón, una de ellas cerca del callejón Pascual1 y la otra en la esquina con la calle San Francisco. La primera de ellas fue derribada durante la Primera Guerra Mundial, mientras que la otra fue derribada en 1936 por orden del alcalde Ernesto Castillo Bordenabe "el piqueta".

Casa tapón en la calle Lealtad (1930)

En el incendio de 1941 la calle Lealtad fue pasto de las llamas. Sólo se salvó el edificio situado en la esquina con la calle Atarazanas en cuyos bajos estaba la recordada Ferretería Ubierna. Ese edificio había sido construido unos años antes con estructura de hormigón, por lo que no ardió, sólo sufrió pequeños daños. Debido a que fue el único edifico que se salvó en esa zona, mucha gente le llamó "la diosa del fuego".

Calle Lealtad (1941)
Calle Lealtad (1941)

Reconstrucción de la calle Lealtad (1941)

Cuando en la reconstrucción de la ciudad se realizó el desmonte del cerro de Somorrostro, las calles Isabel II y Lealtad fueron prolongadas hasta la calle Calderón de la Barca. En los años 70 se construyó un edificio comercial en la esquina con la calle Cádiz y la cadena americana Woolworth instaló en él uno de sus grandes almacenes. Eran unos almacenes que vendían a precios populares, siendo la principal competencia de Simago y Pérez del Molino en esa época. Unos años después de ser terminado el edificio y de abrir la tienda, se añadieron tres plantas más que no se pudieron acabar por problemas urbanísticos con el Obispado. Estos almacenes también son muy recordados por sus escaleras mecánicas, las primeras que hubo en Santander. Woolworth Española, S.A., que también tenía tiendas en Madrid, Palma de Mallorca, Córdoba, Málaga, Granada y Alicante, cerró en 1980 por problemas económicos pues, salvo los tres primeros años, siempre tuvo pérdidas. Después el edificio estuvo ocupado por los Almacenes Lealtad, propiedad de Ribalaygua, y que eran, básicamente, una continuación de Woolworth. Actualmente el edificio lo ocupa una conocida marca de ropa y las últimas plantas están ocupadas por oficinas.

Calle Lealtad (años 50)
Calle Lealtad (1967)


Calle Lealtad (años 70)
Calle Lealtad (años 70)


En 2013 fue peatonalizado el tramo comprendido entre la avenida de Calvo Sotelo y la calle Cádiz, mientras que el tramo comprendido entre las calles Cádiz y Calderón de la Barca sólo fue semipeatonalizado. También se peatonalizó la calle Emilio Pino. Esto ha dado un nuevo aire a la calle, que está más animada.


1 El callejón Pascual era una pequeña calle sin salida con entrada por la calle Lealtad. A él daban las trastiendas de los comercios de las calles San Francisco y Del Peso. Desapareció en el incendio de 1941.



4 comentarios:

  1. Muchas gracias por la retrospectiva de esta calle tan céntrica.
    Te seguiré leyendo sin duda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola. En el post hablas de una calle que desparecio en el incendio. ¿Desaparecieron más calles?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en el incendio de Santander de 1941 desaparecieron muchas calles que no fueron reconstruidas. En algunos artículos nombro algunas de estas calles, pero tengo intención de publicar un artículo sobre ellas. Muchas gracias por tu interés.

      Eliminar

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.