viernes, 11 de julio de 2014

Un poco de historia (XXX)

La Plaza Vieja




Nuestro repaso a la historia de Santander hoy va a tratar sobre la Plaza Vieja. En ella se encontraban el Ayuntamiento, la casona de Villatorre y, situada frente a ellos, la iglesia de los PP. Jesuitas (construida a principios del siglo XVII y también llamada "de la Compañía"). Con el paso de los años, la Plaza Vieja se convirtió en el centro neurálgico de la ciudad y también en ella tuvieron lugar muchos acontecimientos históricos. En ella también desembocaban importantes calles, como San Francisco, La Blanca, la Compañía, Santa Clara y la calle del Puente que, por el Puente de Vargas que cruzaba La Ribera, conducía a la Catedral.

En la primera foto se puede ver cómo era un día cualquiera en la Plaza Vieja, junto a la iglesia de la Compañía, que se ve a la derecha de la foto. El primer edificio que se ve a la izquierda es el Ayuntamiento y el siguiente es la casona de Villatorre (el que tiene un balcón y un escudo haciendo esquina, sobre el comercio "Casa Heras"). En la siguiente foto se ve el tranvía que iba de la Plaza Vieja a Miranda. De la plaza salía por la calle de la Compañía, seguía por las calles Arcillero, Arrabal, Santa Lucía y Paseo de Menéndez Pelayo. En la foto se ve al tranvía en el momento de hacer el cruce para ponerse delante de la jardinera (se llamaba así al vagón que remolcaban los tranvías).


En esta foto de 1885 se ve cómo era el Ayuntamiento. En un principio el edificio sólo tenía la planta baja con los soportales y el primer piso, pero en 1840 el arquitecto Antonio Zabaleta levantó otro piso, una linterna y un campanil en el que se instaló un reloj traído de Londres. Entrado el siglo XX, el Ayuntamiento se trasladó a otro edificio construido en 1906 junto al Convento de San Francisco. Este edificio fue ocupado entonces por la Audiencia Provincial y se quitaron la linterna y el campanil. El reloj fue trasladado al nuevo Ayuntamiento, donde aún sigue en uso. El nuevo Ayuntamiento fue ampliado en los años 60, resultando de la reforma el actual edificio.


En febrero de 1941 una gran parte de la ciudad fue arrasada por un devastador incendio, provocado por el viento Sur, que se inció en un edificio de la calle Cádiz, de donde pasó a la Catedral. Las vigas del tejado de la Catedral, envueltas en llamas, fueron llevadas por el viento extendiendo el fuego. En esta foto se puede ver cómo quedó la Plaza Vieja. Se ven los restos de la iglesia de la Compañía, de la casona de Villatorre, de la Audiencia (antiguo Ayuntamiento) y del resto de edificios que había en esa parte de la ciudad.

Cuando se reconstruyó la ciudad, de la Plaza Vieja sólo quedó la iglesia de la Compañía. Se cambió la alineación de las calles, se trazaron nuevas calles, se bajó el nivel de la calle, etc., quedando la Plaza Vieja en el recuerdo de quienes la conocieron y en viejas fotografías.


Un poco de historia (XXXI)
Un poco de historia (XXIX)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.