viernes, 25 de julio de 2014

Un poco de historia (XXXI)

El Ayuntamiento



Hoy vamos a hablar del edificio del Ayuntamiento y de la plaza en la que se encuentra. El anterior Ayuntamiento estuvo hasta 1906 en un edificio situado en la Plaza Vieja. En un solar anexo al Convento de San Francisco se construyó la nueva sede del Ayuntamiento, un gran edificio con fachada al Mercado de la Esperanza, a la calle de Los Escalantes y a la Plaza de Pi y Margall, por donde tenía la entrada. El nuevo edificio fue inaugurado el 15 de septiembre de 1907, siendo alcalde de la ciudad Luis Martínez Fernández. El edificio es obra de Julio Martínez-Zapata.

En la foto superior, de 1935, se puede ver cómo era entonces el Ayuntamiento. A su derecha se puede ver parte del Convento de San Francisco. Enfrente, a la derecha de la foto, está el edificio conocido popularmente como "la casa de El Sepi", por el local comercial que ocupaba la planta baja del mismo. La plaza tenía entonces el nombre de Francisco Pi y Margall, presidente de la Primera República entre el 11 de junio y el 18 de julio de 1873.

La farola que se ve en medio de la plaza es la farola conocida como "Las cuatro estaciones". Esta farola ha estado en varios emplazamientos, sobre todo en la Plaza de la Esperanza y en la Plaza del Ayuntamiento, la última vez cuando ésta se reformó en los años ochenta. Actualmente se encuentra en la Alameda de Oviedo.




Aunque el Convento de San Francisco fue derribado en 1936, por diversas discrepancias con el Obispado, dueño de los terrenos, hasta 1962 no pudieron iniciarse las obras de ampliación del Ayuntamiento. En la segunda foto de arriba ya se ve cómo sería la nueva plaza y cómo se terminaba de derribar "la casa de El Sepi" (primera foto, de 1943). En la tercera foto se ve el inicio de las obras de ampliación, de la construcción de los jardines y de la fuente luminosa que durante tantos años estuvo frente al Ayuntamiento y que actualmente se encuentra en El Sardinero. Como se puede ver, al hacer la ampliación se decidió quitar la torre rematada con una cúpula que tenía originalmente (ver la primera foto del artículo). En esta tercera foto también se puede ver la entrada principal al Ayuntamiento que, hasta la ampliación, estaba a la izquierda de la fachada que da a la Plaza.

En esta misma foto también se puede apreciar cómo era la tienda original de Jaime Ribalaygua. Aunque estas dos fotos son de mala calidad, especialmente la segunda, he decidido ponerlas por su especial interés.


En esta foto se puede ver el avance de las obras en 1965, a punto de terminar. Mientras que en la fachada principal se siguió el estilo del edificio original, la fachada de la calle Isabel II y la ampliación de la fachada trasera no siguen el mismo estilo, siendo totalmente lisas, sin molduras, adornos, etc. También se ve el edificio que construyó Ribalaygua para ampliar su negocio.


En esta foto de 1968 ya se pude ver cómo quedó el nuevo edificio del Ayuntamiento así como la plaza situada frente al mismo, en la que tantos niños hemos jugado y corrido alrededor de la fuente.


Esta foto muestra una vista nocturna de la plaza y del Ayuntamiento en la Navidad de 1973. Además de Ribalaygua, en esta foto se pueden ver varios comercios muy conocidos entonces y que cerraron sus puertas hace tiempo: la zapatería Príncipe, la ferretería Velarde, la papelería Maoño, el Gran Bazar, etc.

A lo largo de los años, aunque la plaza ha tenido varios nombres de forma oficial, según las circunstancias políticas del momento, siempre ha sido, es y será la Plaza del Ayuntamiento, como siempre ha sido llamada popularmente y como es su nombre oficial actual. En los años 80 la plaza fue reformada, se construyó un aparcamiento subterráneo y se suprimieron el vial que pasaba por delante del Ayuntamiento, el tramo inicial de la calle Los Escalantes y el giro a la izquierda. Hace unos años fue objeto de una nueva reforma, dándole al aspecto actual.

Como toda historia, ésta también tiene su lado oscuro, ya que durante 44 años estuvo en la plaza una estatua del dictador montado a caballo (fue inaugurada el 24 de julio de 1964). Durante la dictadura la plaza recibió el nombre de Plaza del Generalísimo, nombre que conservó hasta 2001. En la reforma de los años 80 la estatua fue retirada temporalmente pero, una vez acabadas las obras, volvió a su sitio, lo que provocó muchas protestas y controversia. Fue retirada definitivamente el 18 de diciembre de 2008. Frente a la estatua había un pequeño monumento con el escudo de la Segunda República, que fue retirado al mismo tiempo.

El reloj que está en la facha principal del Ayuntamiento, rematado por un escudo de Santander, es el reloj que tenía el viejo edificio de la Plaza Vieja y su maquinaria data de finales del siglo XVIII. Como dato curioso para quien no lo sepa, hasta mediados de los años ochenta el reloj daba las campanadas (a las horas en punto y a las medias), de nueve de la mañana a nueve de la noche, y tocaba canciones ("Santander", "Eres alta y delgada", "La fuente de Cacho", etc.), y en Navidad tocaba villancicos


Un poco de historia (XXXII)
Un poco de historia (XXX)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.