lunes, 23 de marzo de 2020

Letreros en el recuerdo

En grandes ciudades siguen formando parte del paisaje urbano, pero en Santander hace mucho tiempo que dejaron de verse. Me refieron a los grandes letreros luminosos situados en fachadas, tejados y azoteas. En Santander hubo unos cuantos y vamos a ver algunos de ellos, aunque de los mismos ya no quede ni rastro.

Plaza de Atarazanas (1961)

Empezamos en la plaza de Atarazanas, donde se encontraba el edificio en el que estaban los juzgados y unos comercios en su planta baja. Como se ve en la imagen superior, en la fachada había un letrero de La Casera y dos grandes letreros luminosos de neón de Philips en el tejado.

Almacenes Jaime Ribalaygua, S.A. (1973)

Un letrero que era muy conocido en la ciudad es el de los grandes almacenes Ribalaygua, situados en la calle Los Escalantes, junto al Ayuntamiento. Aunque el comercio cerró hace unos cuantos años el edificio aún existe y está ocupado por oficinas municipales y un comercio de ropa de una conocida marca. En su fachada se pueden ver grandes letras que formaban el nombre del comercio. Las letras se encendían de arriba abajo, de dos en dos. Cuando estaba todo encendido, permanecía así unos minutos, se apagaba y volvía a encenderse. En Navidad también ponía adornos luminosos en la fachada, como se puede ver en la imagen superior.

Calle Jesús de Monasterio (1966)
Calle Amós de Escalante (1973)

En la imagen superior izquierda se pueden ver dos letreros publicitarios. Uno de Martini, situado en el tejado del edificio que está en la esquina de las calles Jesús de Monasterio y Cuesta del Hospital, y otro del recordado Bazar San Carlos. Ambos letreros debieron ser retirados por los daños que causaban a las estructuras de los edificios en cuyos tejados estaban debido a su peso y a las vibraciones producidas cuando soplaba viento.

En la imagen de la derecha se puede ver, a izquierda, en el tejado de un edificio que ya no existe, un letrero luminoso de Philips. A su derecha se ve el gran letrero luminoso que tenía la entonces Caja de Ahorros de Santander. Constaba de dos cuerpos. En el superior se podía ver, en neón blanco, el símbolo de las cajas de ahorro y en el cuerpo inferior, en dos líneas y en grandes letras de neón verde se leía "Caja de Ahorros de Santander". Unos minutos después, se apagaba y en el cuerpo superior se podía ver, con gran detalle y en neón azul, una gran moneda de 5 pesetas, mientras que en el cuerpo inferior, en dos líneas y en letras más pequeñas de neón rojo, se podía leer "Eficacia para usted progreso para La Montaña".


Cuando la entidad financiera cambió su nombre a Caja Cantabria también cambió su letrero luminoso, pero tuvo que ser desmontado hace pocos años debido a los daños que le provocó un fuerte viento.

Las distintas entidades financieras que han estado en el edificio situado en la esquina de las calles Juan de Herrera e Isabel II también pusieron un letrero luminoso en la azotea de dicho edificio, como se puede ver en las dos siguientes imágenes.

En la siguiente imagen, aunque es de mala calidad, se puede ver un letrero de González Byass en el tejado del llamado Edificio Ubierna, situado en la esquina de la calle Lealtad y la avenida de Calvo Sotelo.

Calle Lealtad (años 50)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo electrónico, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial o publicitario y aquellos que no tengan relación alguna con el contenido del blog.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.