jueves, 12 de junio de 2014

El racionalismo en Santander




El racionalismo arquitectónico es un movimiento que surge en Europa después de la Primera Guerra Mundial. Está basado en el uso sistemático de formas elementales en la composición arquitectónica con el objeto de obtener simetrías, equilibrio y regularidad en el conjunto diseñado. La utilización de nuevos materiales, la estructura aparente, las cubiertas planas, la sencillez de la ornamentación, las grandes superficies encristaladas y la preocupación por el espacio interno del edificio constituyen otros puntos centrales de la llamada arquitectura racionalista. Su principal impulsor fue Le Corbusier.

En los años 20 y 30, varios arquitectos españoles, influidos por dicho movimiento empiezan a construir sus edificios siguiendo esta tendencia, y en Santander podemos encontrar varios ejemplos. El primero es el edificio del Ateneo, situado en el número 5 de la calle Gómez Oreña. Fue inaugurado en 1937 y proyectado por Deogracias M. Lastra.

Los dos siguientes ejemplos, también muy conocidos, son, en primer lugar, el edificio Siboney, situado en la calle Castelar, proyectado en 1931 por el arquitecto canario José Enrique Marrero. Por último, el Club Marítimo fue proyectado y construido en 1934 por el arquitecto cántabro Gonzalo Bringas, coautor del Palacio de la Magdalena.

Hay otros ejemplos más, como el edificio de viviendas situado en la esquina de las calles Fernández de Isla y Alcázar de Toledo (en cuyos bajos está el café "Molina"), la Escuela de Vela de la Isla de la Torre (ambos de 1928-1930) y el pequeño edificio de los Prácticos del Puerto, en Puertochico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.