sábado, 28 de junio de 2014

Un poco de historia (XXIX)

El tren de Gandarillas




Vamos a retroceder en el tiempo y vamos a coger el tren para ir a El Sardinero. Nos acercamos a la calle Hernán Cortés y junto al Mercado del Este y el edificio de los "arcos de Dóriga" (donde hoy está la ferretería "Jacobo Díaz"), está esperando el tren. Una vez en marcha, seguimos por Hernán Cortés hasta el final de la calle para luego seguir por la calle Juan de la Cosa (segunda foto).



A finales del siglo XIX aún no existía la avenida de Reina Victoria, ni siquiera estaba trazada la calle, sólo estaba la plataforma de la vía, por la que llegamos a El Camello (siguiente foto, de 1900). Por último, llegamos a la estación de El Sardinero, final del trayecto. Nuestro tren es el que se ve en la estación, en el centro de esta foto de 1912. El tren que se ve en primer plano, el que echa humo, es el "tren del túnel", el que va por La Cañía y atraviesa el túnel que da a la calle Tetuán. En la foto acaba de hacer el cruce y se dirige a su estación, que no se ve en la foto (hacer el cruce es poner la locomotora en el otro extremo del tren, para lo que se necesita una vía paralela, de modo que siempre esté en cabeza, aunque a veces tenga que ir hacia atrás). El edificio que asoma por la izquierda es el primer Casino de El Sardinero.


El tren que hemos tomado para venir a El Sardinero es el llamado "tren de Gandarillas", por ser éste el empresario que lo explotaba. Una vez hecho el cruce, para volver al centro de la ciudad el tren volvía por la misma vía, pero al salir de la calle Juan de la Cosa entraba por la calle Calderón (actual calle Ataúlfo Argenta) hasta la Plazuela del Príncipe, donde la vía hacía una curva y enfilaba de nuevo la calle Hernán Cortés, como se puede ver en el dibujo de 1900. En dicho dibujo también se ve al cagueta, el chico que lleva una bandera y corre delante del tren avisando a la gente para que se aparte.

Como se puede ver en la última foto, El Sardinero llegó a ser un pequeño nudo ferroviario.


Un poco de historia (XXX). La plaza Vieja
Un poco de historia (XXVIII). Incendio del "Palacio de Macho"
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, escribe tu nombre y tu comentario. Los comentarios con información personal (teléfono, correo, dirección, etc.) o que sean ofensivos, de mal gusto, etc., no serán publicados. Tampoco serán publicados los comentarios con contenido comercial, publicitario, etc.

Si quieres que te responda en privado, utiliza el "Formulario de contacto" indicando tu nombre y dirección de correo para que pueda responderte. Muchas gracias.